domingo, 18 de noviembre de 2012

Alain Menu gana, Rob Huff es el campeón del WTCC


Alain Menu consiguió la última victoria de la temporada en la segunda manga del WTCC en Macao, aunque este resultado no pudo evitar que Rob Huff, que terminó en segunda posición, se proclamase campeón del Mundo de Turismos 2012. El podio fue completado por Yvan Muller a la espera de una posible penalización.

Carrera agónica y con un final descafeinado la que ha puesto punto y final al Campeonato del Mundo de Turismos 2012. Con la parrilla invertida los Chevrolet se han visto en la obligación de remontar pero una serie de accidentes en la segunda mitad de la carrera han obligado al Safety Car a salir en dos ocasiones a pista, lo que ha provocado que la última prueba del año se completase tras las luces del Chevrolet que hacía las veces de Pace Car. Sin embargo, seguro que este final no le importa a Rob Huff, que se ha proclamado campeón del mundo en 2012 y se convierte en el quinto campeón de la historia del Mundial de Turismos.

La carrera comenzaba con una mala salida de Pepe Oriola, que se veía superado por Norbert Michelisz. A partir de ese momento, solo fue cuestión de vueltas que Alain Menu escalase hasta la primera posición, dejando a Michelisz segundo y Oriola tercero. Sin embargo, en ese proceso, Yvan Muller tocó por detrás a Alex MacDowall, provocando un terrible impacto contra el muro del Chevrolet satélite del británico y aunque este salió por su propio pie del turismo, el Safety Car apareció de inmediato.

Con este Safety Car, las posiciones por el WTCC 2012 ya habían quedado definidas y aunque Alain Menu tenía todo a su favor para conseguir la victoria, el cuarto puesto de Rob Huff en esos momentos y el quinto de Yvan Muller, que perdió la cuarta plaza frente a su compañero instantes después del accidente, provocaban ya que Rob Huff fuese campeón del mundo matemáticamente. Por si cabía algún tipo de duda, tras la marcha del primer Safety Car, Huff se ponía segundo esquivando por milímetros el accidente entre Norbert Michelisz y Pepe Oriola.

Con este nuevo suceso, el Safety Car acompaño a los pilotos hasta la línea de meta en las 11 vueltas que tenía como tope la prueba. En una imagen de marca que no se repetirá con la marcha de Chevorlet, Menu consiguió la victoria por delante de Huff y Muller que entraron a su estela sin ser acompañados por el resto de los participantes. Entre las celebraciones del campeonato de Huff, Tiago Monteiro con el Honda consiguió un cuarto puesto que supone el mejor fin de semana de Honda y del portugués, que aun así se tuvo que parar en la vuelta de regreso tras la carrera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario